Conectar puntos

Conectar puntos

Soy de las que piensa que todo lo que haces en la vida, además de un porqué, pasa por alguna razón. Hablo en este caso de la vida laboral.

En estos días se cumple dos años desde que perdiera mi puesto de trabajo. Un trabajo donde había pasado casi 10 años de mi vida, que adoraba, que me sentía realizada y del que pensaba que iba a ser para siempre.

Ahora que han pasado los meses vuelvo la vista atrás y veo que lo que me ocurrió en ese momento, que aparentemente fue un varapalo muy grande, me ha servido para lanzarme a buscar otros caminos y dedicarme a lo que me gusta: la publicidad, la comunicación, las personas, compartir, … en definitiva las redes sociales.

Es muy difícil y duro cuando tienes que empezar de cero saber para dónde tirar, elegir la mejor opción,… pero hay que tener confianza de que de alguna manera los puntos se van a conectar. Cualquier decisión que tomemos ahora tendrá repercusión importante en nuestro futuro.

Tienes que seguir tu instinto, tu destino, tu vida,… Está claro que cuando amas lo que haces las adversidades te fortalecen.

En ocasiones aun cuando la vida nos golpee fuerte no hay que perder la fe

Durante estos años he conocido a gente interesante y buena que me han ido orientando en el camino y me han marcado mi nueva vida. Me han enseñado, aconsejado, advertido, y encauzando mi destino.

Y es que, yo pienso que estamos conectados y de alguna forma u otra quienes aparecen en tu vida para bueno o para malo te aportan cosas. Si son cosas malas, te sirven para redirigirte, para madurar, para coger otro camino que te llevará a donde deseas. Y si son cosas buenas te vas enriqueciendo y vas engrandeciendo tu proyecto.

Tengo que confesar que en estos dos años he realizado trabajos de los que no estoy orgullosa, no por nada, puesto que son trabajos dignos y que muchas personas se ganan la vida con ello, pero para mí fue como bajar de escalón profesional, fue dar pasos atrás. Pero también tengo que decir que gracias a esos trabajos esporádicos que no me gustaban y que no tenía la mínima esperanza de que volviera a poner en práctica en mi vida, actualmente esa experiencia me ha servido para encontrar un buen trabajo.

Conectar puntos cuando pasan los años y vuelves la vista atrás, no es ni más ni menos que entrelazar los distintos momentos que vivimos, buenos o malos, y ver como luego en el futuro tienen relación y nos lleva a nuestro verdadero camino.

Tomando un café con una amiga y hablando justo de esto, cómo las cosas pasan por algo, cómo estamos interconectados,… me habló del discurso que dió en su día Steve Jobs para la Universidad de Stanford, confieso que no lo había visto antes, me ha encantado y lo he querido adjuntar al post porque me parece un documento gráfico que todos deberíamos ver para aprender de la sencillez de Steve Jobs y de lo importante que es hacer las cosas con pasión.

ÚLTIMAS ENTRADAS

Suscríbete y mantente informado

Recibirás recursos (Actualidad, agenda, multimedia, descargables, anuncios, etc.) para emprender, formarse y crecer.